Select your Top Menu from wp menus

«EL MOMENTO»: EL INGREDIENTE CLAVE PARA RECUPERAR AL LEÓN.

El fútbol es de momentos, cuando Javier Torrente llegó al León, llegó en un gran momento para él, con mucho qué ganar y muy poco qué perder. El receso FIFA le vino de maravilla al estratega para reconocer a su capital humano. La afición estábamos hartosde Luis Fernando Tena y su poca expresión física y futbolística. 

Javier Torrente
Foto via: La Afición – Milenio
Debutó en casa vs Atlas, un equipo limitado. Nos bastaron sólo 20 minutos para ir 3-0 ganando. El segundo tiempo, Nos dedicamos a «sacar agua del pozo» y Atlas simplemente no tuvo la capacidad ofensiva para remontar. Torrente alineó de inicio al juvenil Leo López quien sorprendió a propios y extraños, acreditando el «ojo estratégico» del nuevo timonel. 

León 4-1 Atlas
Foto via: TMR 2015

Al final, debut soñado para el argentino; Goleamos 4-1. Todos los elogios se volcaron hacia el nuevo mandamás. 

Peeeeero….¡Nadie hablamos de los errores!, nadie criticamos la falta de condición, nadie recriminamos a William por haber atacado mal el balón en el gol en contra, nadie nos comimos vivo a Boselli por no haber anotado, nadie nos quejamos que Atlas controlara todo el segundo tiempo, etc… ¿Por qué?, simplemente porque nada de esto incidió en el marcador, porque la victoria combinada con una gran actitud sobrepasaron todas las deficiencias. 

Siguiente rival, el América, quien pasaba por un momento lamentable. Rubens Sambueza, el motor de las águilas estaba suspendido y contaba con varios titulares fuera por lesión. Los de Coapa estaban en deuda con su enfurecida afición quienes exigían la victoria. Era notoria su desaprobación hacia los dirigidos por Nacho Ambriz. Inclusive, la directiva azulcrema, intentó reconciliarse regalando las entradas. Nuevamente, ganamos. Ahora de visita. Boselli marcó en 2 ocasiones, olvidamos el pésimo arranque del matador y revalidamos el triunfo como local de la semana pasada. 

América 0-2 León
Foto via: San Cadilla

La clave: «El momento». Ayer, en el encuentro León vs Xolos, después de 20 minutos pensé que Íbamos a golear a Tijuana. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, Osvaldo Rodríguez comete una entrada imprudente e innecesaria a Avilés Hurtado, costándonos la injusta igualada a 1. A partir de ese momento, los dirigidos por el Piojo Herrera supieron aprovechar el momento para darle la vuelta y golearnos. El resto de la historia, se cuenta sola. 

León 2-4 Tijuana
Foto via: sitios total

Ahora, ante la derrota, nuevamente empezamos a reprochar y a sacar el técnico que llevamos dentro. Empecé a leer todo tipo de comentarios: «Boselli y Montes deben comer banca», «Torrente no tiene huevos para sentarlos», «El vestidor está roto otra vez», «Los jugadores ya no quieren a Torrente», «Le están tendiendo la cama», «William fuera, denle oportunidad a Pepe Toño», «Inexplicable la salida del rifle» (yo pensé esto, la neta), bla, bla, bla. Ahora, ante la derrota, todos somos técnicos, todos tenemos la solución y Torrente es un pendejo. 

Seamos realistas, estos comentarios nos ayudan a desahogarnos pero ayudan en muy poco a recuperar el equipo ganador que queremos. Nuestra chamba como aficionados es primordialmente apoyar, es alentar a los nuestros en todo momento; en los buenos y en los malos. En los buenos, para ampliar el marcador y tener un colchón para hacerle frente a los embates del rival (que también cuenta) y en los malos para revertir el momento a nuestro favor. 

Nuestro estadio debe pesar. Debe pesarle a cualquier rival que nos visite. Nuestros jugadores deben sentir el apoyo. Dejemos al cuerpo técnico y a la directiva hacer su chamba que nosotros haremos la nuestra. Recuperemos juntos el momento. #SerFieraEsUnOrgullo. Comentarios bienvenidos. Mi twitter@adrian_romo

Artículos relacionados

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *