Select your Top Menu from wp menus

“Cásate con uno que vaya al León, son los más fieles”

Ya estamos de regreso, hoy vamos a hablar de la fidelidad, un valor que todos entendemos y que a veces confundimos con fanatismo, el título de la columna salió de Richard el de las tortas de carnitas  enfrente De La Salle Bajío, en los años en los que el León batallaba en el ascenso.

Él tenía una teoría en la cual le decía a las muchachas que se consiguieran un hombre que le fuera al León porque son los más fieles y aguantaban de todo, hasta 10 años sin Primera, aguantando finales de ascenso perdidas y una infinidad de fracasos.

Pero que es la fidelidad, entendida como la devoción a una persona, grupo, cosa, lugar, creencias, sin importar si nos satisface personalmente, es un amor apache hacia alguien, un amor no correspondido o algo así, si los que le vamos al León somos bien fieles, apoyamos siempre al equipo son importar como vayan, aguantamos por mucho tiempo ir cada quince días al Glorioso con las instalaciones en condiciones deplorables solo para estar por el equipo amado. Aun que se hicieron mejoras al Estadio León, todavía está muy por debajo de otros recintos futbolísticos de primera división.

Otro ejemplo de fidelidad, es la fidelidad a los principios o a la forma de trabajo de la directiva del León, heredada de la forma de trabajar del grupo Pachuca, ha sido una forma de trabajo muy exitosa, en la cual en base al respeto dejan trabajar al Técnico en turno, en su tiempo se le dio continuidad a Matosas y el resultado fueron dos campeonatos.

Actualmente la continuidad de Pizzi, lo que mantiene al equipo arriba de la bola, fiel a un sistema de juego, que nos guste o no está dando resultados.

Por lo que tenemos que trabajar con proyectos a largo plazo, ser fieles a esa forma de trabajo y a nuestros principios, si como personas tenemos la firme convicción de que algo va a funcionar y está bien soportado tenemos que llevarlo a cabo aun cuando parezca que no va a funcionar, porque en México queremos que todo funcione de manera inmediata, elegimos a un político y queremos que acabe con todos los problemas rápido, pensamos de tal manera que los productos milagros se venden en cantidades industriales, nada más nos van cambiando el nombre y el empaque pero al final no sirven para nada, polvos mágicos para adelgazar, aparatos de ejercicio que sin esfuerzo nos van a marcar los músculos, políticos con propuestas milagrosas, etcétera.

La única constante que tenemos que seguir es el trabajo con disciplina y esfuerzo para poder llegar a un resultado duradero, como el León Bicampeón que fue resultado de ese trabajo que todos llevaron a cabo con una fidelidad extraordinaria o la España campeona del Mundo, con el Bigotón Del Bosque, al cual le dieron continuidad.

Seamos fieles a lo que somos y en lo que hacemos. #FieraPorSiempre

Artículos relacionados

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *