Select your Top Menu from wp menus

Mi último comentario (espero)

Voy a tratar de hacer una recapitulación de comentarios, argumentos y, por último, mi opinión sobre la asistencia al estadio León. Quizás varios no habíamos notado de manera tan evidente la baja en las entradas al estadio, hasta que salió una tabla que mostraba al León como uno de los equipos con menor porcentaje de asistencia en su estadio con respecto a la capacidad del mismo.

De ahí, comenzaron a surgir los primeros comentarios al respecto, de ser uno de los estadios con mejor ocupación en la liga, habíamos caído estrepitosamente a los últimos 3 lugares, ¿qué había pasado?, tomando en cuenta que el León se mantuvo durante las 17 jornadas entre los 5 mejores.

Dicho comportamiento se hizo para todos evidente cuando, en cuartos de final, el estadio se vio a un poco más del 50% de su capacidad; fue ahí donde estalló la bomba. «Los boletos están muy caros», «Luis Fernando Tena no da espectáculo», «los directivos no piensan en la afición», «los aficionados son villamelones», entre muchos otros comentarios, se dejaron oír y leer por todos lados.

Cortesía: Jorge Zarandona

Primero, el argumento del precio: indudablemente, el costo de un boleto al estadio León está por encima de la media nacional, algo que ha prevalecido desde el ascenso, donde el estadio León fue siempre el más caro y, aún así, se registraban ‘entradones’. El ir o no al estadio es, para muchos, un lujo que en este momento no están dispuestos a pagar, eso se respeta, pero tampoco hay una obligación por parte del club y su directiva en bajar dichos precios.

Sobre el estilo de juego del equipo, atribuido en su totalidad al DT, hay 2 formas de verlo: desde el punto de vista del fanático y desde el punto de vista del espectador. Como fanático, yo veo un estilo con orden, enfocado primero en que no te hagan y no en hacer, que ha dado resultados positivos y nos tiene a un paso de la final; como espectador, los partidos son trabados, con poca llegada, peleados en medio campo, lo que los hace aburridos (aún cuando se dieron algunas goleadas favorables). El futbol es tan especial, que casi todas las opiniones caben.

Las críticas a la directiva me parecen absurdas, León está teniendo su mejor etapa en los últimos 60 años y esto, en gran medida, ha sido por el trabajo de su directiva; un ascenso casi inmediato a su llegada, liguillas, bicampeonato en liga, Copa Libertadores y una plantilla entre las mejores de México, hablan de un trabajo serio, comprometido y ganador. Prácticamente, una tercera parte de los partidos que hemos jugado de liguilla en nuestra historia, han sido en los últimos 4 años.

Por último, que los mismos aficionados critiquemos a quienes no quieren y/o pueden ir al estadio me resulta innecesario. Es cierto que como apasionado del León, me gustaría ver un estadio rebosante, vibrando bajo una misma frecuencia, gritando, apoyando y aplaudiendo, pero llamar villamelones a quienes no sienten esa misma pasión, es absurdo. ¿De cuándo a acá no se vale simpatizar con algún equipo sin entrar en los terrenos de la pasión?, ¿eso te convierte en villamelón?, ¿ya por eso no sabes de futbol o no vales como aficionado?

El llamado debe ser diferente, debemos motivarnos por el simple hecho del momento que vivimos, cuando de pronto te encuentras en un lugar espectacular por algún tiempo, pierdes consciencia de dónde estás y dónde estuviste, lo que costó llegar ahí, incluso olvidas lo difícil del camino y los muchos tropiezos que tuviste o el esfuerzo para poder estar en donde estás; pocas cosas tan dolorosas como perder la oportunidad de disfrutar esos momentos y darte cuenta de ello hasta que ya pasaron.

Que al estadio vaya quien quiera y pueda, por lo pronto, yo seguiré disfrutando nuestro momento.

Twitter: @JulianRomo

Artículos relacionados

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *